Gestión de olores: Centro de Gestión Integral de Biosólidos – El Rutal

sesion07 chavez01  El presente estudio muestra el desarrollo de la gestión de olores en el Centro de Gestión Integral de Biosólidos El Rutal, el cual producto de las características de los biosólidos y las actividades operativas del Centro, sería considerada una posible fuente de olor para las localidades cercanas.

 

F. Chávez, J. Garcés e Y. Lesty

 Aguas Andinas S.A. Av. Presidente Balmaceda 1398, Santiago, Chile. fchavezg@aguasandinas.cl, jgarces@aguasandinas.cl; ylesty@aguasandinas.cl

   Autor correspondencia: fchavezg@aguasandinas.cl

   Conflictos de interés: El autor declara que no existe conflicto de intereses.

   Editor académico: Carlos N Díaz.

   Calidad del contenido: Este artículo científico ha sido revisado por al menos dos revisores. Vea el comité científico aquí

   Cita: F. Chávez, J. Garcés e Y. Lesty, 2014, Gestión de olores: Centro de Gestión Integral de Biosólidos – El Rutal, Seminario Internacional de Olores en el Medio Ambiente, Santiago, Chile, www.olores.org

 

   Copyright: Los autores retienen la propiedad del copyright de sus artículos, pero los autores permiten a cualquier persona descargar, reusar, reimprimir, modificar, distribuir y/o copiar artículos del sitio web de olores.org, siempre que se citen los autores originales y las fuentes. No es necesario permiso específico de los autores o de los editores de esta web.

   Palabras claves: Aermod, Unidades de Olor, Monitoreo Sensorial

Descargar presentación

Video

 

Resumen

   El presente estudio muestra el desarrollo de la gestión de olores en el Centro de Gestión Integral de Biosólidos El Rutal, el cual producto de las características de los biosólidos y las actividades operativas del Centro, sería considerada una posible fuente de olor para las localidades cercanas.

   Para determinar el aporte que tendría el Centro sobre su entorno se realizó un estudio de la dispersión de olores, el cual fue comparando con la situación base generada por las fuentes emisoras pre-existentes en el sector. Una vez iniciada la operación se implementó un sistema de registro continuo de percepción de olores mediante monitoreo sensorial, además del registro de llamados de parte de las comunidades cercanas.

   Los resultados de los distintos estudios realizados han permitido tener una visión general del comportamiento de los olores en el sector, permitiendo identificar las limitaciones de cada sistema de evaluación de olores, falencias que son complementadas por las fortalezas de cada método.

Introducción

   Los biosólidos, por su origen y características tienen la potencialidad de emitir compuestos odorantes a la atmósfera (Mahamud et al., 1996; EPA, 2000), los cuales, si son manejados de manera inadecuada, pueden ocasionar molestia a las poblaciones cercanas.

   La incorporación del Centro de Gestión Integral de Biosólidos - El Rutal a una zona con percepciones de olor ya existentes producto de la operación de otras fuentes, motivo el desarrollo de estudios bibliográficos que permitieran realizar una estimación de los aportes que podría realizar el Centro a una zona previamente impactada por otras fuentes de emisión (Chávez, 2011).

   Durante la construcción del proyecto se desarrolló un sistema de registro que permitiera diagnosticar el comportamiento de olores en el sector (línea base), enfocado en el registro continuo de olores, mediante el monitoreo sensorial en terreno a partir de la adaptación de las Guías VDI 3940 y GOAA. Al inicio de la operación del Centro se mantuvo este sistema de monitoreo y se habilitó una línea telefónica gratuita para el registro de reclamos.

Materiales y métodos

   El Centro El Rutal se encuentra ubicado en el kilómetro 58,5 de la ruta 5 norte, comuna de Til Til, Región Metropolitana, cercano a dos pequeñas localidades; está diseñado para recibir una cantidad de 300 ton/día de biosólidos, provenientes de los lodos digeridos generados por las Plantas de Tratamiento de Aguas Servidas de Aguas Andinas. Previa a la entrada en operación del Centro, se encontraban operativas en la zona diferentes actividades que, por sus características operacionales, emiten olores al ambiente, estos corresponden a un relleno sanitario, una cancha de secado de lodos al interior del relleno y un plantel de cerdos (Figura 1), constituyendo una línea base de aporte de olor en el sector.

Figura 1. Ubicación del Centro El Rutal.

   En base a este contexto, la gestión de olores del Centro El Rutal se centró en los siguientes aspectos: evaluación del aporte de olores del el Centro El Rutal sobre su entorno, la cual fue comparada con la línea base de olores generada por las fuentes pre-existentes, posteriormente se implementaron sistemas de seguimiento de la percepción de olores, orientados a mantener registros durante la etapa de operación.

1. Evaluación del aporte de olores

   Consistió en la evaluación del aporte de olores que generaría la operación del Centro El Rutal, en relación a la línea base de fuentes emisoras existente en el sector. Mediante la utilización del modelo gaussiano Aermod View, se determinó el área de influencia de la línea base y del Centro El Rutal sobre las poblaciones. Las emisiones de olor (en unidades de olor) fueron obtenidas a partir de factores de emisión obtenidos de la literatura, además de relaciones entre gases a unidades de olor de monitoreos realizados a las pilas de secado de biosólidos (Chávez, 2011).

2. Registro continuo de la percepción de olores

   Aguas Andinas cuenta con un sistema de monitoreo sensorial de olores en terreno denominado “Monitoreo Continuo de Olores”, el cual corresponde a una adaptación de las Guías alemanas VDI 3940 y GOAA. En este sistema un solo monitor en terreno monitorea una ruta pre-establecida (Figura 2) durante todos los días del año, en horarios rotatorios, dando como resultado anual 365 mediciones por punto, equivalentes a 1.460 mediciones por sector (4 x 365). Cada punto es evaluado una vez al día, durante diez minutos; en ese periodo se registra la presencia, el tipo (fuente o nota de olor), y la duración (en minutos) del olor percibido.

Figura 2. Puntos de monitoreo sectores poblados.

   Adicionalmente, dentro del relacionamiento comunitario que existe entre Aguas Andinas y las comunidades cercanas, se implementó una línea telefónica gratuita enfocada en recibir los llamados asociados a la percepción de olores por parte de las localidades Norte y Sur.

Resultados y discusión

   La Figura 3 muestra los resultados de dispersión de la evaluación de olores, evidenciando la existencia de la línea base de fuentes emisoras que aportan olores a dos localidades vecinas. La Localidad Norte registró concentraciones entre las isodoras 20 y 50 uoE/m3, por su parte, la localidad ubicada al Sur presentó concentraciones entre las isodoras 10 y 20 uoE/m3. A su vez, se aprecia que el Centro El Rutal tendría un aporte marginal de olores a la Localidad Norte, con concentraciones cercanas a la isodora 3 uoE/m3.

Línea Base

El Rutal

linea base

El Rutal

Figura 3. Resultados modelación Línea Base y El Rutal, percentil 98.

   En cuanto a los resultados del Monitoreo Continuo de Olores, la Localidad Norte fue monitoreada 1.460 veces y la localidad Sur 1.433 veces durante el año 2013. La Tabla 1 muestra la percepción total de olores para ambas localidades, donde la Localidad Norte alcanzó una percepción de olor del 10,9% del tiempo monitoreado y la Localidad Sur un 2,2%.

Tabla 1. Resultados monitoreo continuo de Olores año 2013
 Localidad NorteLocalidad Sur

Tiempo (min)

% Tiempo

Tiempo (min)

% Tiempo

Con olor

1.595,4

10,9%

320,8

2,2%

Sin Olor

13.004,6

89,1%

14.009,2

97,8%

Monitoreo total

14.600,0

100,0%

14.330,0

100,0%

Dentro de las principales fuentes emisoras, la Figura 4 muestra que el plantel de cerdos es la fuente que mayor percepción registra en la Localidad Norte, seguido del humo proveniente de la combustión para calefacción y cocina; en el caso de la Localidad Sur es el humo la nota de olor con mayor percepción, seguido por olores a aguas servidas locales.

Localidad Norte

Localidad Sur:

localidad norte

localidad sur

leyenda

Figura 4. Distribución porcentual del tiempo con olor por fuente, año 2013.

   Para ambas localidades, es posible apreciar que existen percepciones asociadas al Centro El Rutal, las cuales son notoriamente bajas en relación con otras fuentes de mayor percepción.

   En cuanto a los llamados ingresados al sistema de registro durante el 2013 la Localidad Norte tuvo un total de 64 llamadas y la Localidad Sur solo 4, lo cual se puede relacionar con la percepción total de olor de cada una de las localidades, siendo la Localidad Norte la que registra mayor tiempo de olor (10,9%), atribuible a la cercanía de esta localidad con las diferentes fuentes de emisión.

   A partir de los resultados del Monitoreo Continuo de Olores, es posible apreciar que con esta metodología se obtienen más mediciones por punto y sector, disponiendo de mayor información de la percepción de olor en terreno, repercutiendo en la representatividad de la caracterización del comportamiento temporal de los olores del sector.

   Es importante señalar, que tanto la evaluación de aporte de olores como los registros continuos de olores permiten tener una visión del comportamiento de los olores en la zona, donde la complementariedad de la información dependerá de factores tales como:

  • El Tipo de modelo de dispersión utilizado; Aermod considera campos de vientos uniformes, lo cual limita la dispersión de olores al comportamiento de una sola estación meteorológica, justificando las diferencias de percepción asociadas al Centro El Rutal entre los resultados de la modelación y lo obtenido de las percepciones de olor en terreno.

  • La variabilidad de horarios y la cantidad de mediciones por punto del monitoreo sensorial; el número de mediciones asociadas a una cobertura más completa de los horarios, permiten determinar de mejor manera el comportamiento temporal de la percepción de olores.

  • La confianza de la comunidad en el sistema de registro; el tener un sistema que este validado por la población garantizará que los registros son atribuidos a olores que realmente fueron percibidos en el sector.

Conclusiones

   La evaluación del aporte de olores que tiene un recinto industrial es de gran importancia, ya que al determinar los posibles aportes generados se pueden desarrollar medidas orientadas a favorecer la reducción de emisiones. A su vez, la comparación del aporte de olores del Centro El Rutal con la línea base permite estimar el grado de participación que tiene dentro del conjunto de fuentes de emisión.

   Mantener un registro continuo de la percepción de olores permite visualizar el impacto operacional del Centro El Rutal sobre su entorno, además de identificar otras fuentes emisoras que pueden ser relevantes dentro del sector. A su vez, la participación de las comunidades vecinas, mediante la habilitación de sistemas de registro de reclamos, permite validar su percepción de olores, influir en la dinámica operacional del Centro y ser considerada a la hora de evaluar medidas de mitigación.

   La adaptación de las guías VDI 3940 y GOAA realizada para el monitoreo continuo de olores, permite obtener una mejor calidad de la información registrada en cada punto, en cuanto a variabilidad de horarios y frecuencia de monitoreo a lo largo del año; aumentando así la representatividad de la información en comparación con la aplicación estricta de ambas guías.

   A partir de los resultados mostrados por la modelación, es posible pensar que dada la complejidad topográfica y el régimen de vientos de la zona, existan otros modelos de dispersión que permitan incorporar estas singularidades generando resultados más próximos al comportamiento real.

   Los distintos sistemas de monitoreo entregan visiones generales del comportamiento de olores en el sector, donde las ventajas y fortalezas de cada una de ellas complementan las falencias individuales que pudiesen presentar, dando robustez al sistema global de gestión de olores.

Bibliografía

Chávez, F. 2011. Determinación del aporte de inmisión de olor generado por la operación del Centro de Gestión Integral de Biosólidos (CGIB) El Rutal, sobre el sector Rungue-Montenegro, en comparación con la línea base de fuentes emisoras. Memoria Ing. en Recursos Naturales Renovables. Santiago, Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Agronómicas. 68p.

Environmental Protection Agency (EPA). 2000. Folleto informativo del manejo de biosólidos y residuos Control de olores en el manejo de biosólidos. United States Environmental Protection Agency, Office of Water, Washington DC. 22p.

Guideline on Odour in Ambient Air (GOAA). 1998. Determinations and assessment of odour in ambient air in Germany with background information and interpretation to the GOAA (Guideline on odour in ambient air).

Mahamud, M., A. Gutiérrez y H. Sastre, 1996. Biosólidos Generados en la Depuración de Aguas (I): Planteamiento del Problema. Ingeniería del Agua. 3(2):47-62.

Verein Deutscher Ingenieure (VDI) 3940 Part 1. 2006. Determination of Odorant in Ambient Air by Field Inspections. Verein Deutscher Ingenieure, Düsseldorf- Germany.