Los métodos colorimétricos identifican de una manera mas o menos cuantitativa la presencia de un gas. Es posible usar Parches o Tubos colorimétricos:

Parches.

  Los parches son piezas de cartón de un solo uso recubiertas con un plástico cubierto con un compuesto químico que cambia de color cuando se expone a un gas que se va a medir. Tanto la cantidad de tiempo de exposición como la intensidad de cambio de color son importantes. Los Parches dan un valor medio e integrado pero no muy preciso.

  Asimismo, pueden colgarse en cualquier sitio, llevarse en la ropa de los trabajadores o combinarse con pequeños ventiladores para diferentes aplicaciones. Los parches de sulfuro son muy usados en la industria ganadera.

Tubos colorimétricos.

  Se encuentran disponibles diferentes tipos de tubos colorimétricos para medir un amplio rango de gases. Los tubos colorimétricos son tubos de vidrio con ambos extremos cerrados. Para realizar una lectura con un tubo colorimétrico, se rompen las puntas de ambos extremos y el tubo se acopla en una bomba de mano. La bomba hace pasar a través del tubo un volumen de gas oloroso conocido. El medio reacciona en el tubo y cambia de color según el tipo de gas que haya en la muestra. Para medir la cantidad de medio que reacciona con el gas se usa una escala, la cual indica la concentración del gas detectado.

  Los tubos colorimétricos incorporan escalas limitadas y la precisión es alrededor de un 10% de la escala completa de lectura del tubo. Los tubos colorimétricos ofrecen lecturas casi instantáneas y cuestan alrededor de 4 € cada uno. La bomba de mano suele costar entre 100-200 €. Los tubos de difusión que miden una concentración media están también disponibles para algunos gases.

  Es posible encontrar tubos colorimétricos que funcionan por un mecanismo de difusión, sin la intervención de una bomba de mano. Para efectuar una lectura en estos tubos, se abre uno de los extremos del tubo y se sostiene cerca del sitio que se quiere monitorear. Después de un periodo de tiempo conocido (normalmente de 6 a 8 horas), se toma una lectura observando el cambio de color efectuado en el tubo. Este parámetro y el tiempo de exposición se usan para calcular la concentración media en el tiempo de muestreado. Estos tubos tienen un precio de alrededor de 6-8 € cada uno.


Actualización: Este artículo es del año 2006, por lo que los precios indicados aquí deben actualizarse.

Puede consultar a los siguientes fabricantes.

  Link   tubos MSA
  Link   tubos Dräger
  Link   tubos Kitagawa
  Link   tubos Gastec
  Link   tubos Sensidyne

Para información más actualizada busque en la sección de enlaces o en el buscador de la web. 

Tanto la olfatometría como el análisis fisicoquímico son 2 métodos adecuados para evaluar la contaminación producida por substancias olorosas. Las dos técnicas tienen sus puntos positivos y negativos y proporcionan una información complementaria. La olfatometría da una indicación directa de la intensidad de los olores pero no puede identificar los compuestos responsables de la molestia. El análisis fisicoquímico permite la identificación de los componentes que forman la mezcla y puede proporcionar información sobre la toxicidad de un gas oloroso. En cambio, no puede ser relacionado con la molestia por malos olores debido a la complejidad de:

  • la percepción de los olores.
  • del gas en si mismo (más de 550 moléculas se han identificado en una muestra de gas de un vertedero tan diferentes como sulfuros, azoados, aldehídos, ácidos, cetonas, alcoholes,compuestos aromáticos, compuestos clorados, esteres y terpenos con una amplia variedad de características (polaridad, estabilidad, punto de ebullición, etc.) diferentes.[1]

  La muestra de gas oloroso se puede recoger en tubos empacados, bolsas Tedlar o contenedores adecuados (canisters) para su análisis posterior en el laboratorio. Asimismo, el gas se puede analizar in situ usando métodos colorimétricos o detectores electrónicos. En algunos casos, es posible llevar la muestra directamente a un cromatógrafo de gases acoplado a un detector adecuado (MS, NPD, FID, PID, FPD, etc.).

Debido al hecho de que los olores están compuestos por multitud de gases a concentraciones extremadamente pequeñas, es muy dificil y costoso determinar la composición exacta de un olor. En la siguiente tabla se expone el umbral de olor para algunos compuestos químicos.

Compuesto químico

Umbral de olor, ppm

 

Aldehidos

 

Acetaldehido

0.21

Propionadehido

0.0095

 

Acidos grasos volátiles

 

Ácido acético

1.0

Ácido Propionico

20.0

Ácido Butyrico

0.001

 

Compuestos nitrogenados

 

Metilamina

0.021

Dimetilamina

0.047

Trimetilamina

0.00021

Skatol

0.019

Amoniaco

46.8

 

Compuestos azufrados

 

Metanotiol

0.0021

Etanotiol

0.001

Propanotiol

0.00074

t-Butiltiol

0.00009

Dimetil sulfito

0.001

Hydrogen sulfide

0.0072

Tanto la olfatometría como el análisis fisicoquímico son 2 métodos adecuados para evaluar la contaminación producida por substancias olorosas. Las dos técnicas tienen sus puntos positivos y negativos y proporcionan una información complementaria. La olfatometría da una indicación directa de la intensidad de los olores pero no puede identificar los compuestos responsables de la molestia. El análisis fisicoquímico permite la identificación de los componentes que forman la mezcla y puede proporcionar información sobre la toxicidad de un gas oloroso. En cambio, no puede ser relacionado con la molestia por malos olores debido a la complejidad de:
  • la percepción de los olores.
  • del gas en si mismo (más de 550 moléculas se han identificado en una muestra de gas de un vertedero tan diferentes como sulfuros, azoados, aldehídos, ácidos, cetonas, alcoholes,compuestos aromáticos, compuestos clorados, esteres y terpenos con una amplia variedad de características (polaridad, estabilidad, punto de ebullición, etc.) diferentes.[1]

  La muestra de gas oloroso se puede recoger en tubos empacados, bolsas Tedlar o contenedores adecuados (canisters) para su análisis posterior en el laboratorio. Asimismo, el gas se puede analizar in situ usando métodos colorimétricos o detectores electrónicos. En algunos casos, es posible llevar la muestra directamente a un cromatógrafo de gases acoplado a un detector adecuado (MS, NPD, FID, PID, FPD, etc.).

Debido al hecho de que los olores están compuestos por multitud de gases a concentraciones extremadamente pequeñas, es muy dificil y costoso determinar la composición exacta de un olor. En la siguiente tabla se expone el umbral de olor para algunos compuestos químicos.

Compuesto químico

Umbral de olor, ppm

 

Aldehidos

 

Acetaldehido

0.21

Propionadehido

0.0095

 

Acidos grasos volátiles

 

Ácido acético

1.0

Ácido Propionico

20.0

Ácido Butyrico

0.001

 

Compuestos nitrogenados

 

Metilamina

0.021

Dimetilamina

0.047

Trimetilamina

0.00021

Skatol

0.019

Amoniaco

46.8

 

Compuestos azufrados

 

Metanotiol

0.0021

Etanotiol

0.001

Propanotiol

0.00074

t-Butiltiol

0.00009

Dimetil sulfito

0.001

Hydrogen sulfide

0.0072

Todo el contenido en esta web está sujeto a la Licencia de Acceso Abierto.